Crítica de ‘300: El origen de un imperio’, la sangre como camino a la gloria

300 el origen de un imperioOcho años. Ese es el tiempo que ha pasado desde que Zack Snyder se atreviera a llevar a la gran pantalla el cómic ‘300‘ de Frank Miller. Ocho años en los que los fans de la cinta veían con pocas esperanzas que una secuela, o spin-off, llegara a los cines. Pero al final ha sucedido. ‘300: El origen de un imperio‘ lleva a la máxima potencia eso de cuanto más grande sea el espectáculo, mejor. Más acción, más sangre y batallas todavía más grandes es lo que se esconde tras esta secuela, que sino fuera por que en muchas ocasiones parece seguir el esquema de ‘300‘ hubiera sido todavía mejor. Eso y que Sullivan Stapleton no tenga el mismo carisma que tenía Gerald Butler como Leónidas.

300: El origen de un imperio‘ se puede considerar un ‘spin-off’ al contar el motivo por el cual el imperio Persa decidió acabar con toda Grecia. La historia enfrenta al general griego Temístocles con las grandiosas fuerzas de Persia, dominadas por Jerjes, un mortal convertido en dios, y guiadas por Artemisia. Sabiendo que la única esperanza de derrotar a la arrolladora armada persa será unir toda Grecia, Temístocles hará todo lo posible para unir Grecia y acabar con el ejercito persa.

Y es que aunque pueda parecer que la película cuenta la historia después de la batalla de las Termópilas, nada más lejos de la realidad. ‘El origen de un imperio‘ cuenta la historia paralela a la lucha de los ‘300‘ contra las hordas de Jerjes, pero en esta ocasión lleva la acción al mar. También cuenta algo que la primera dejo sin contar, el como Jerjes llegó a convertirse en el Dios/Rey que es. Y para finalizar también conoceremos la historia de Artemisa, la despiada y vengativa comandante de las legiones de Jerjes.

Tras presentarnos a los nuevos personajes, contado como un flasback por Lena Heady, pasamos a la acción propiamente dicha, una acción que no cesa en los 100 minutos que dura la película. En tierra, en mar…da igual donde sea, lo que importa es mostrar la mayor cantidad de adversarios en pantalla para hacer la lucha más épica y espectacular, y eso es algo que ‘El origen de un imperio‘ lleva a las mil maravillas. No hay lugar para el sosiego, y si lo hay acto seguido veremos una batalla encarnizada de barcos o de cuerpo a cuerpo.

Y es que la película rechaza en muchas ocasiones a la historia para centrarse únicamente en las batallas, batallas que mantienen el mismo patrón que en ‘300‘, es decir, atacar a cámara lenta para dar el golpe maestro a cámara rápida. Y es que la cinta mantiene en todo momento la fotografía, la música y la ambientación que hizo de ‘300‘ una obra diferente (pero con motitas de polvo que ponen realmente nervioso). Y es que aunque pueda parecer que todo es bueno en la cinta, no lo es, y son los fallos lo que hacen que la cinta no sea tan disfrutable como debería serlo.

El principal fallo es el poco carisma que tiene el protagonistas. Sullivan Stapleton intenta llenar el vacío que Gerald Butler deja al final de la cinta original, y se esfuerza por conseguirlo, pero el personaje de Leónidas era tan rico en matices y en otros aspectos que el personaje de Stapleton no puede soportar. El otro gran fallo es la de repetir un esquema impuesto por la primera ‘300‘. Un esquema basado en historia/batalla/muerte de personaje que trastoca mentalidad/batalla/clímax. Aquí pasa igual, y se repite uno por uno los mismos puntos, salvo que en la primera entrega tenían algo más de épica y aquí a veces dejan algo frío.

Pero lejos de estos fallos encontramos a la bella Eva Green. La actriz francesa se come por completo la película haciendo que su Artemisa sea uno de los mejores personajes que podemos encontrar en una sala de cine. Malvada, sin misericordia y llena de ira, así es como se presenta Eva Green nada más entrar en escena. Una auténtica todoterreno.

300: El origen de un imperio‘ es una película sangrienta, entretenida y que sabrá satisfacer a los incondicionales de la primera entrega, pero que carece del carisma y la épica de la cinta original. Aún así, con la cantidad de secuelas mediocres que aparecen en la cartelera, una película así merece la pena ser vista.

Anuncios

Un pensamiento en “Crítica de ‘300: El origen de un imperio’, la sangre como camino a la gloria

  1. Me agradó que esta segunda entrega de 300 se llevara a cabo en el mar, eso le dio mucho dinamismo a la trama, incluso me gustó más, todavía recuerdo en 2006 cuando fue su estreno, mucho público estuvo impaciente esperando por una secuela, y lo más curioso es que lo que vimos en las pantallas fue una historia paralela, sin duda 300: El Origen de un Imperio es una muy buena película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s